Charcos y piscinas naturales en Canarias

Hoy queremos dar a conocer algunos charcos y piscinas naturales de ensueño que nos recuerdan lo afortunados que somos de vivir en el paraíso.

Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Canarias tiene playas de multitud de colores: rojas, amarillas, negras, blancas…

Pero también cuenta con numerosos charcos y piscinas naturales donde relajarnos y disfrutar de la desconexión que nos brindan nuestras maravillosas islas.

Hoy queremos dar a conocer algunos de estos lugares de ensueño que nos recuerdan lo afortunados que somos de vivir en el paraíso.

7 charcos y piscinas naturales para visitar en Canarias

1. Charco Azul en La Palma.

Ubicado en San Andrés y Sauces, uno de los municipios más bellos del norte de la isla, este enclave resulta ideal para disfrutar en familia del mar y el sol en contraste con el verde de la cercana laurisilva, bosque prehistórico de gran valor.

En 2013 recibió un premio por parte de Ecoplayas por sus magnificas características: un charco de grandes dimensiones y protegido del oleaje que cuenta también con una piscina infantil con fondo liso, una pequeña cascada, escaleras, barandas, solárium, duchas, vestuarios y unas excelentes medidas de seguridad, limpieza, vegetación y aparcamientos.

2. Charco del Conde en La Gomera.

Situado en el municipio de Valle Gran Rey, en el suroeste de la isla de La Gomera. Es una piscina natural donde, gracias a los arrecifes que permiten una pequeña entrada del agua, se crea una preciosa laguna que hace las delicias de mayores y pequeños.

Además de un fácil acceso desde una carretera anexa, encontraremos limpieza, vegetación y arena en la que dejar las toallas y poner sombrillas, lo que lo convierte en un destino ideal para disfrutar en familia.

3. Charco de los Sargos en El Hierro

Situado en el municipio de La Frontera, se encuentra entre La Maceta y Charco Azul y es posiblemente otra de las maravillas de la isla de El Hierro.

El Charco de los Sargos debe su espectacular forma a un elevado acantilado. Varias piscinas naturales a las que se accede por un estrecho sendero de piedra forman un lugar espectacular donde disfrutar de baños tranquilos en conexión con la naturaleza. Recibe este nombre por la gran cantidad de Sargos que había en esta zona.

En esta preciosa cala gozaremos de un peculiar día de playa a la vez que disfrutaremos de un paisaje salvaje de gran belleza volcánica.

4. Charco del Faro de Buenavista en Tenerife

Ubicado en Buenavista en el norte de Tenerife, si además de darte una vuelta por este encantador pueblo lo atraviesas en dirección a su Faro, encontrarás justo al lado, entre las rocas, este paraíso acuático.

Aprovechando que se ubica en la zona de El Rayo, si te animas a caminar unos pocos kilómetros, entras en el término municipal de Los Silos, con otra apreciable colección de charcos como por ejemplo el Charco de los Chochos.

5. Los Charcones de Bañaderos en Gran Canaria

Este increíble lugar se sitúa en el municipio de Arucas. Formado por inmensas piscinas naturales perfectamente adaptadas garantizan una experiencia única con un baño seguro y gratificante en la reparadoras aguas del norte de Gran Canaria.

Dispone además de un solárium diseñado para disfrutar del reconfortante clima de la isla.

Te invitamos a pasar un día en esta piscina natural para que sientas en primera persona la satisfacción de este rincón tranquilo, refrescante y, sobre todo, natural.

6. Piscinas naturales de Los Charcones en Lanzarote

Las piscinas naturales de Los Charcones, uno de los rincones más secretos de la isla y un verdadero paraíso de relajación, se extienden desde su primera localización, a unos dos kilómetros al norte del Faro de Pechiguera, hacia el norte en dirección a Janubio.

El mar renueva las aguas de las piscinas, resultantes de las caprichosas formas orográficas por el paso de la lava.

Hay piscinas bastante profundas que nos permiten un buen salto y otras de escasa profundidad que invitan a una forma de baño relajante. Cuestión de gustos.

7. Piscinas naturales de Aguas Verdes en Fuerteventura

Aunque Fuerteventura es sinónimo de playas infinitas de fina arena rubia, en  su costa oeste, de oleaje más bravío, esconde tesoros de irrenunciable.

Aguas Verdes, en Betancuria, es uno de ellos y resume a la perfección la amplia oferta de piscinas naturales vírgenes de las Islas Canarias. Unos seis kilómetros se ven salpicados por charcos y entrantes de mar dignos de una visita si la prioridad es el relax y el aislamiento sin huellas humanas.

Descubre más empresas

Parapente

Let’s Fly

Con más de diez años de experiencia en el mundo del parapente, Damián es un piloto muy experimentado que conoce muy bien la isla y las zonas de vuelo.

Avistamiento

Whale Watch Tenerife

Disfruta de la naturaleza y observa cómo las ballenas y delfines viven en libertad en las aguas del sur de Tenerife.

¿Tienes una empresa?

Contacta con nosotros

y forma parte del cambio